Posts Tagged ‘niña’

De Niña a Mujer

Julio Iglesias- De niña a mujer

 

Des de niña soñaba a ser mujer.

Soñaba ser felíz al lado de un hombre maravilloso con valores,

respetado y respetuoso,

capaz de darse integro por amor a su esposa y a sus hijos.

Cerraba mis ojos

y con fuerza le pedía a Dios nuestro Señor que me concediera ese mi deseo.

Fui creciendo

y mi deseo seguía siendo el mismo… ¿Donde estará mi Felicidad me decía?

Y miraba al Cielo como quien busca una respuesta.

Los años pasaron y mis sueños fueron quedando olvidados.

Seguía soñando

pero ya no pensaba poder encontrar el hombre de mi felicidad,

el que sería “EL HOMBRE” perfecto para mí.

Ese hombre tan especial tan maravilloso tan cariñoso,

ése hombre lleno de virtudes y que me llenaría de Dulzura,

Amor, Paz y Felicidad.

Ya no miraba al cielo, vivía mis días en el vaivén  de la vida

sin esperar nada a cambio.

La niña

que jugando miraba el horizonte con los ojos llenos de esperanzas

se había hecho mujer.

Aun recuerdo cuando jugaba soñando a ser princesa,

soñaba con ese beso

“El beso del príncipe Azul” y yo “Su bella durmiente”.

¿Qué niña no ha soñado nunca con ver llegar al hombre de su vida

y este la haga LA mujer más feliz del mundo,

haciéndola sentirse única a sus ojos

y este proclame por todo lo alto que ella es  su Reina?

Yo he sido una de esas niñas soñadora,

en la que los pequeños detalles del día a día

siempre han sido más importantes que todo el oro del mundo,

Un…  simple beso,

Unos…  buenos días cariño,

un… hola princesa,

el  Susurro de un Te Amo…

Quería encontrar al hombre de mi vida…

y cuando pensé que alguien tan especial para mí no existía en este mundo,

… me encontraste tú.

Tus manos  acariciaron mi carita al mismo tiempo que hiciste levantar mis ojos.

Y cuando mi mirada se cruzo con tu mirada…

es cuando comprendí que eras Tú

el que Dios me mandaba para hacerme su Dama.

La niña ya no era niña y en sus sueños ya no soñaba.

La vida me premiaba con tu llegada siendo yo por fin,

una Mujer Completa, Feliz  y Amada.

Hoy doy gracias a Dios

por bendecirme con tanta Gloria,

Lionel cariño tu eres el hombre que tanto buscaba

y años después eras tú quien me encontraba.

Hoy cogida de tu mano

con la sonrisa en mis labios y la alegría de saberte a mi lado vuelvo a mirar al cielo.

y quiero que los dos juntos digamos a Dios Nuestras Alabanzas.

Gracias Cariño por hacer de mí, la mujer más feliz.

Siempre tuya

Yenedal.