Posts etiquetados ‘Pasajes de la Biblia’

Dios le tenga en su Gloria

El Señor es mi pastor,

nada me falta.

En prados de hierba fresca me hace reposar,

me conduce junto a fuentes tranquilas y repara mis fuerzas.

Me guía por el camino justo,

haciendo honor a su Nombre.

Aunque pase por un valle tenebroso,

ningún mal temeré,

porque Tú estás conmigo.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad.

Me preparas un banquete en frente de mis enemigos,

perfumas con ungüento mi cabeza y mi copa rebosa.

Tu amor y tu bondad me acompañan todos los días de mi vida;

y habitaré en la casa del Señor por años sin término.

Amén

La bondad de Dios hacia sus criaturas

Dios es Grande

El Señor es fiel en todas sus palabras
y bondadoso en todas sus acciones.
145:14 El Señor sostiene a los que caen
y endereza a los que están encorvados.
145:15 Los ojos de todos esperan en ti,
y tú les das la comida a su tiempo;
145:16 abres tu mano y colmas de favores
a todos los vivientes.
145:17 El Señor es justo en todos sus caminos
y bondadoso en todas sus acciones;
145:18 está cerca de aquellos que lo invocan,
de aquellos que lo invocan de verdad.
145:19 El Señor cumple los deseos de sus fieles,
escucha su clamor y les da la salvación;
145:20 el Señor protege a todos sus amigos
y destruye a los malvados.
145:21 Mi boca proclamará la alabanza del Señor:
que todos los vivientes bendigan su santo Nombre,
desde ahora y para siempre.

Rosa Amén Rosa


Salmo 23

El señor es mi pastor... nada me faltará

El señor es mi pastor... nada me faltará

Pie Jesu - Charlot church


El Señor es mi pastor,

nada me falta.

En prados de hierba fresca me hace reposar,

me conduce junto a fuentes tranquilas y repara mis fuerzas.

Me guía por el camino justo,

haciendo honor a su Nombre.

Aunque pase por un valle tenebroso,

ningún mal temeré,

porque Tú estás conmigo.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad.

Me preparas un banquete en frente de mis enemigos,

perfumas con ungüento mi cabeza y mi copa rebosa.

Tu amor y tu bondad me acompañan todos los días de mi vida;

y habitaré en la casa del Señor por años sin término.